Información del juego

Cuando éramos niños nos encantaba jugar con pelotas llenas de aire y lanzarlas lo más lejos posible, hacerlas rebotar muy alto… o algo grandioso se nos ocurría hacer con ellas. Todas tenían utilidad para nosotros. Mientras pasaba el tiempo, más pelotas queríamos acumular. Pero como a todos nosotros nos pasa, crecemos y la pasión por ellas se desvanece.

Ahora es necesario desaparecer todas esas pelotas que nos llenaron de mucha diversión. Sin embargo, sucede que mágicamente las pelotas se enteraron que van a ser destruidas y lo impedirán a toda costa. Tienen planeado hacer que cuando revientes una, las mitades se conviertan en otras más pequeñas, así se prolongarán y causarán más fastidio.

No permitas que estas bolas rebeldes queden vivas. Realmente pueden causar muchas molestias como por ejemplo: hacer caer a personas mayores.

Cómo jugar: Mueve al personaje con las teclas Flecha Derecha y Flecha Izquierda. Lanza el rayo de energía que destruirá las pelotas con la tecla Espacio. No dejes que las pelotas te toquen o perderás energía y morirás. Algunas pelotas soltarán poderes que podrás usar para obtener más puntos.

Publicado en: Juegos chéveres, Juegos chidos, Juegos chimbas, Juegos chingones, Juegos de Disparos, Juegos de Habilidad, Juegos divertidos, Juegos fantásticos, Juegos para niños, Juegos piolas,

¿Te gusta este juego?

Este juego en tu página web

Comentar

Su email no será publicado.