Información del juego

Ser una persona que anda en silla de ruedas no es sinónimo de ser alguien desdichado ni mucho menos. Todo lo contrario, si tienes la debida actitud puedes sacarle provecho a la condición en la que te encuentras. Puedes aprender con habilidad a valerte por ti mismo(a).

Sin importar si tienes una familia que te apoye o no, como es el caso del hombre de este juego, insistimos en puedes divertirte mucho por estar en una silla de ruedas. Pero como toda actividad tiene su riesgo, debes tener cuidado a la hora de ir a explorar el mundo exterior y más si estás en algo tan vulnerable como en la silla de ruedas.

Aquí puedes efectuar muchos saltos que pueden ser extremos y llegar a sitios que con las piernas no podrías.

Cómo jugar: Adelanta el vehículo con la flecha del cursor Arriba; si quieres que se incline hacia atrás o adelante para conseguir un poco mas impulso, presiona las teclas Izquierda o Derecha correspondientemente. Si quieres frenar, presiona Abajo. Si mueres en el trayecto, ve al menú de inicio del juego e inicia otra vez.

Publicado en: Juegos bacanos, Juegos chidos, Juegos chingones, Juegos de velocidad, Juegos divertidos, Juegos para niños, Juegos piolas,

¿Te gusta este juego?

Este juego en tu página web

Comentar

Su email no será publicado.